Presidente

29.Sep.2014 / 09:05 pm / Haga un comentario

007_EG_5556_W

A fin de solventar de raíz y de manera definitiva la situación irregular que se ha presentado en los últimos meses con las operaciones comerciales que ofrecen las aerolíneas privadas, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro instruyó al Vicepresidente del Área Económica, Rodolfo Marco Torres agilizar las conversaciones que se adelantan con los representantes de las empresas prestadoras de servicios aeronáuticos.

Así lo dijo la noche de este lunes durante una reunión con el buró político del Partido Socialista de Venezuela (PSUV), en donde dejó claro que la instrucción busca dar finiquitó a la situación con  las aerolíneas y sobre todo fijar posiciones para evitar que se presenten nuevos problemas.

“Llegó la hora, deben aprender a leer en nuestras palabras y acciones que somos capaces de hacer, deben resolver de raíz inmediatamente (…) Si quedó uno, se quedó uno si se van todos, se van todos”.

Recordó el mandatario que Venezuela es un mercado muy poderoso en la aeronáutica civil y el turismo internacional, pese al aislamiento que pretende la derecha al especular con los precios y disposición de los pasajes aéreos, de allí que recordó que la “tesis del aislamiento” seguirá siendo abonada por la derecha nacional e internacional.

“En ese campo (el de la aeronáutica) hacen ensayos de guerra económica para tratar de golpearnos… debe haber anuncios muy pronto”.

Desde junio pasado el Gobierno Bolivariano inició el pago total de la deuda por la venta de boletos que mantenía con las aerolíneas internacionales en los años 2012 y 2013, en cumplimiento al acuerdo firmado l pasado mes de mayo entre el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), el Ministerio del Poder Popular para Transporte Acuático y Aéreo y representantes de las aerolíneas.

Emergencia climática

El presidente Maduro aprovechó para reflexionar sobre su reciente viaje a Nueva York, Estados Unidos, para participar en la 69º reunión de Naciones Unidas, donde aseguró llevó las banderas de la Revolución bolivariana, que es decir las banderas de la Patria.

Reiteró el rechazo a la propuesta de la llamada “economía verde” que se pretende imponer por parte de los países más contaminantes del mundo, a través de los llamados bonos de carbono, mecanismos financieros que podrían someter a los países más pequeños.

Insistió en la necesidad de asumir que se vive en emergencia climática, “estamos con el reloj en contra… para lograr el objetivo de las condiciones planetarias mínimas para que la especie humana siga existiendo”, insistió.

No somos alarmistas -continuó la reflexión el mandatario nacional- la alarma ya existe. Recordó las palabras de Fidel Castro Ruz, en 1992, cuando se celebró la primera Cumbre Climática, en Brasil, al decir que la especie humana estaba en peligro de extinción.

En otro orden de ideas, el presidente defendió -dada las mezquinas críticas desde la derecha- que la donación a favor de las investigaciones para el origen y tratamiento del ébola, es una mínima muestra de amor a la humanidad.

“Venezuela se incorpora a la lucha contra el ébola, que sé que nuestro pueblo apoya por su corazón cristiano, con un aporte de 5 millones de dólares”, refirió.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.