Presidente

23.Jun.2016 / 02:28 pm / Haga un comentario

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, participó en la ceremonia de la firma de acuerdos sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, dejación de las armas y garantías de segu­ridad, entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo.

El acuerdo fue firmado en el Palacio de Convenciones de la Habana por el jefe de la delegación de Colombia, Humberto de La Calle, y el jefe de la delegación de la Farc-EP, Iván Márquez, así como por los garantes de Cuba, Rodolfo Benítez, y de Noruega, Dag Nylande, y por los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de Chile, Michelle Bachelet.

Este acuerdo de paz abordará tres puntos esenciales para el fin del conflicto. El más relevante de estos consta de una hoja de ruta que lleva al cese definitivo al fuego bilateral, así como el abandono de las armas por parte del grupo insurgente, que será verificado por la ONU, a través de su Consejo de Seguridad.

En el acuerdo, leído por el acompañante cubano Rodolfo Benítez, ambas partes se comprometen con lo firmado, por lo ahora elaborarán una hoja de ruta para que más tardar a los 180 días haya terminado el proceso de desarme del grupo insurgente.

El acuerdo establece que existirá sólo un punto de almacenamiento donde estarán los contenedores con las armas, las cuales tendrán que ser resguardadas por el mecanismo de monitoreo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Para ello, tanto el Gobierno de Colombia como las Farc-Ep pidieron al secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, agilizar la misión técnica que se encargará de verificar la dejación de armas.

Asimismo, el documento establece que una vez entre en vigencia el acuerdo, a partir del primer día, la fuerza pública colombiana reorganizará sus esquemas para que las Farc-EP puedan retornar y reorganizarse en 23 zonas.

Luego, a partir del día cinco, se desplazarán a esas zonas siguiendo las rutas establecidas en el acuerdo. Las 23 zonas transitorias de normalización tienen la finalidad de avanzar en la dejación de armas y en la reincorporación de la vida civil de los guerrilleros.

Además, el acuerdo establece que las Farc-EP designarán 60 hombres y mujeres que podrán moverse por diferentes zonas, mientras que otras 10 personas podrán desplazarse a nivel municipal en cumplimiento con tareas relacionadas con el acuerdo de paz.

El documento puntualiza que alrededor de cada zona habrá una zona de seguridad donde solo habrá equipo de monitoreo, que estará extendida en un kilómetro a la redonda.

La Farc-Ep y el gobierno colombiano se comprometen a cumplir no repetir los hechos que llevaron al conflicto armado hace más de 50 años.

La firma del acuerdo contó con la asistencia de los presidentes Maduro (Venezuela), Raúl Castro (Cuba), Enrique Peña Nieto (México), Michelle Bachelet (Chile), Salvador Sánchez Cerén (El Salvador), Danilo Medina (República Dominicana), así como el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, entre otras autoridades.

Con este acuerdo empieza el fin definitivo de una de los conflictos bélicos más prolongados en la región que ha dejado un número incalculable de víctimas y millones de desplazados.

En 2012 las Farc-EP y delegaciones del Gobierno colombiano comenzaron en La Habana los diálogos de paz, con el propósito de poner fin a más de 50 años de conflicto armado. Los acuerdos incluyen temas relacionados con la reforma rural integral, participación política y drogas ilícitas.

En dichos diálogos, los gobiernos de Cuba y de Noruega actúan como garantes del proceso de paz, mientras que Chile y Venezuela hacen lo propio en calidad de acompañantes.

Mippci-AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.