Presidente

EG_5056“Las relaciones internacionales no son juego de muchachos, no son improvisaciones”, con esta reflexión, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro habló sobre el impasse diplomático que se mantiene entre Estados Unidos y Venezuela, y hacer referencia a la conversación que sostuvo_ el pasado 11 de abril_ con su homólogo norteamericano, Barack Obama al cierre de la VII Cumbre de las Américas, en Panamá.

En el mismo, pudo reiterar la petición que más temprano hiciera ante el foro hemisférico_ y que el presidente Obama no escuchó por encontrarse en las afueras del recinto donde se desarrolló la plenaria_ exigiendo el reconocimiento a la Revolución Bolivariana, la independencia y soberanía de Venezuela; la derogatoria, por vía diplomática y política, del Decreto Ejecutivo del 9 de marzo; el desmontaje de la maquinaria de guerra en la que se ha convertido la legación de Estados Unidos en Venezuela y acciones legales para detener la conspiración que se desarrolla contra el país suramericano desde Miami y Nueva York.

Estas peticiones son sine qua non, dejó claro el presidente Maduro para iniciar una nueva era de relaciones pacificas y de conveniencia mutua entre Estados Unidos y Venezuela.

Detalló además que el breve encuentro duró aproximadamente diez minutos. “Yo respeto las condiciones en que se dio el encuentro y no haré nada para desmerecer las condiciones en las que se dio el encuentro… de mi boca no saldrá nada, así ustedes actúen como actúan estoy seguro de lo que somos nosotros, que estoy de pie y de que nuestro pueblo está de pie”.

Aclaró que dejará que evolucionen las conversaciones con Thomas Shannon_ a quien el presidente Maduro recibió en el Palacio de Miraflores el pasado 8 de abril_ para que se corrija esto, “yo le dije (a Shannon) no tenemos tres opciones, tenemos dos: romper relaciones o solucionar, la tercera opción no es esta, como estamos hoy”, dijo tajante el presidente Maduro que ha dejado claro aspirar relaciones de respeto con Estados Unidos.

Comentó además que solicitó a su par estadounidense demostrar un gesto positivo y otorgarle el “beneplácito para el embajador Maximilien Arveláiz, quien tras no haber recibido el plácet para representar a Venezuela ante la Casa Blanca, fue nombrado Encargado de Negocios.

Esta reflexión la hizo el presidente Maduro durante su programa, número 25, Contacto con Maduro, que se celebró en la Casa Natal del Libertador Simón Bolívar en el centro de Caracas.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.