Presidente

16.Abr.2014 / 04:48 pm / Haga un comentario

Ondea la Bandera del amor

«Hago mías, enteramente mías, estas hermosas palabras del Libertador Simón Bolívar: La paz será mi puerto, mi gloria, mi recompensa, mi esperanza, mi dicha y cuanto es precioso en el mundo», escribió el jefe de Estado y de Gobierno Nicolás Maduro en la misiva que le envió, el 1.° de septiembre de 2013, al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para solicitarle el cese de su pretensión de intervenir militarmente a Siria.

El escrito comienza con estas líneas, para evidenciar que la convicción del presidente Nicolás Maduro de ser un hombre íntegro, de paz y de diálogo, traspasa las fronteras de Venezuela.

Su compromiso se engrandece y se fortifica en la Patria del Libertador Simón Bolívar y del Comandante Eterno Hugo Chávez, porque juró cumplir y hacer cumplir el legado del líder eterno de la Revolución Bolivariana, quien siempre condujo a la nación venezolana por el camino del diálogo y de la paz, siendo calificado como el gran pacificador de la historia.

Unidos venceremosEl 19 de abril de 2013, a 203 años de la Firma del Acta de Independencia, en su Toma de Posesión, el presidente Maduro aseguró que llevará «con dignidad estos valores de la Patria y hacer realidad los sueños de Hugo Chávez Frías, que son sueños de una Patria grande, segura, en paz, del pueblo venezolano».

El llamado a cada habitante del territorio nacional, por parte del mandatario nacional, para trabajar juntos y seguir construyendo la Patria en democracia, reconociéndonos los unos a los otros, respetando la voluntad del pueblo, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, conviviendo con las diferencias pero en el marco de la Ley, aceptando el Plan de la Patria Simón Bolívar 2013-2019 y siempre condenando las acciones violentas, terroristas y fascistas, que pretenden deponer al Gobierno legítimo, lo ha hecho desde el primer día que resultó electo como Presidente de la República. Convocatoria que no ha cesado de realizar…

«Vamos a trabajar juntos por la democracia verdadera. Los invito a todos y a todas. Aquí no habrá pacto de élites; diálogo bolivariano, sí»,  expresó luego de haber obtenido la victoria en los comicios presidenciales del 14 de abril de 2013.

Oposición debe entrar en el carril democrático

Ante la negativa de la oposición venezolana de reconocer los resultados electorales y de la irresponsabilidad de algunos de sus dirigentes de hacer llamados que desataron actos violentos y cobraron la vida de 11 venezolanos, el jefe de Estado y de Gobierno reiteró la necesidad de que la oposición entre en el carril de la democracia, dejando a un lado el juego de la violencia, de la intolerancia, del odio y del desconocimiento de la Constitución y las leyes.

«Quiero que nos agarremos de las manos, nos miremos a los ojos, nos demos un abrazo. Si tiene diferencias, manténgalas si quiere, pero si usted acepta mi invitación, venga conmigo, el hijo de Chávez, a construir futuro, nosotros garantizamos la paz del país». Fueron sus palabras el 19 de abril de 2013 durante su toma de posesión en la Asamblea Nacional.

La derecha extrema, auspiciada por el imperialismo, le dio «una patada» a este sincero llamado, dando como respuesta la guerra eléctrica, la El odio hecho acciónguerra económica (inflación, desabastecimiento, sobreprecio de productos, entre otras irregularidades), la guerra psicológica, las guarimbas combinadas con actos terroristas, con la finalidad de originar un caos en el país, derrocar al gobierno legítimo y justificar la intervención militar extranjera.

La irresponsabilidad de la oposición para deponer su actitud violenta y para deslindarse de los actos vandálicos y terroristas, se ha extendido durante 8 semanas, desde principios de febrero de 2014, tiempo durante el cual, incansablemente, el hijo de Chávez, Nicolás Maduro, ha levantado el estandarte del diálogo, del amor y de la reconciliación, esta convencido de que el pueblo de Venezuela quiere la paz y el país merece desarrollarse en un ambiente armónico.

La victoria del país es la paz

Antes de profundizar sobre algunas de las invitaciones al diálogo, al encuentro, a la consolidación de la paz, realizadas por el primer Presidente obrero y chavista, es fundamental grabar en la memoria de los venezolanos estas palabras que ofreció el 10 de abril de 2014 en el Poliedro de Caracas: «La paz tiene que ser nuestro gran logro, nuestra victoria. La paz tiene que ser el camino de todos los días. Solo con paz se construye un país, una comunidad».

Camino a la toleranciaEl 13 de febrero del año en curso, al día siguiente que los opositores encendieran la mecha del golpe de Estado suave, desde el Salón Néstor Kirchner del Palacio de Miraflores, el Presidente envió este mensaje: «Le hablo a aquel ciudadano que ha estado en la oposición por cualquier motivo, a la Revolución Bolivariana de Chávez y a cada uno de los dirigentes políticos de la oposición (…). Diferencias con ustedes opositores tendremos, pero yo he planteado el camino de la convivencia pacífica, de la tolerancia, del diálogo en la diversidad, de la paz, pero de filas de ustedes ha surgido la obsesión de la violencia».

Su paciencia y sabiduría ha sido constante, día tras día, por distintos medios y en diferentes escenarios, sigue extendiendo su mano para que la tomen quienes deseen la paz y caminen junto a él construyendo la Patria.

Once días después exteriorizó: «Yo uso mi palabra como jefe de Estado, como presidente, como líder del movimiento bolivariano, en este momento de las fuerzas populares chavistas. Yo uso mi palabra para llamar a la paz, para llamar a la convivencia, por eso he llamado a una gran Conferencia Por la Paz. Convoco a todos los sectores políticos, ideológicos, sociales, religiosos, culturales, deportivos del país».

Constitución: es la agenda de paz 

La Conferencia Nacional de Paz se instaló el 26 de febrero de 2014, en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, donde el Presidente con la Constitución en mano expresó: «Creo profundamente en el diálogo como camino para la solución y tratamiento de los conflictos, en el mundo que estamos viviendo los conflictos políticos no se pueden solucionar con la violencia (…). Los he convocado para que construyamos una agenda de paz entre todos. Ya fue posible hace 15 años, construimos una agenda de paz, que es La Constitución».

Agenda de paz es la Constitución

Este mecanismo para la concreción de la paz condujo a la constitución de la Comisión de la Verdad para evaluar los hechos de violencia acaecidos desde el pasado 12 de febrero de 2014, Conferencias Regionales de Paz, dándole prioridad a los estados Táchira, Mérida y Miranda, porque se encontraban sumergidos y secuestrados por las acciones irracionales de la extrema derecha. Actualmente, se siguen instalando las Conferencias en todos los estados de la nación venezolana.

Además permitió la conformación de la Conferencia Económica, Política, Deportiva, entre otras áreas de interés para la nación venezolana. Las cuales están en pleno funcionamiento arrojando positivos resultados.

Días antes de la instalación de la Conferencia Nacional de Paz, el 14 de febrero, en el acto del lanzamiento del Plan de Paz y Convivencia, realizado en el Parque Ezequiel Zamora, el Mandatario nacional también convocó al diálogo a los gobernadores de oposición Liborio Guarulla, Henry Falcón y Henrique Capriles Radonski. «Están todos los gobernadores, menos los tres de oposición que me mandaron un mensaje que querían reunirse conmigo, está bien, estoy listo, ponga la fecha señor vicepresidente [Jorge Arreaza] y me reúno y los recibo en el Palacio de Miraflores cuando quieran».

Por el camino del diálogo

A un mes y un día de la instalación de la Conferencia Nacional de Paz, desde el estado Vargas, el jefe de Estado y de Gobierno les dijo a los opositores: «Vayan a  Miraflores, no le tengan miedo al diálogo, no jueguen a la guerra civil, no jueguen al colapso del país señores de la MUD (…). Vengan a dialogar, ¿hasta cuándo?, tengo 5 semanas llamándolos, ya toda Venezuela está trabajando en la Conferencia Nacional de Paz, ¿y ustedes?Amor y Lealtad

Con la pretensión de crear un impacto nacional e internacional, sobre la supuesta ingobernabilidad de Venezuela, los conspiradores disfrazaron sus ansias de poder utilizando a los estudiantes como señuelo y creando la matriz de opinión de manifestaciones pacíficas, reprimidas por las fuerzas de seguridad del Estado, siendo la realidad la ejecución de 18 mil actos violentos, que dejaron como resultados 15 mil millones en pérdidas materiales y 40 venezolanos fallecidos.

Siguiendo sus principios, el 28 de febrero, desde el Salón Simón Bolívar del Palacio de Miraflores, invitó a los estudiantes a participar en el diálogo franco. «Yo hice una convocatoria al movimiento estudiantil que ustedes saben ha estado manifestando con mucha fuerza contra el Gobierno constitucional y la respuesta no fue buena (…). Yo les sigo haciendo un llamado para que asistan a esta Conferencia de Paz, en la modalidad que quieran asistir. Ya les dije, los recibo a la hora que ustedes quieran, porque si de diálogo se trata, para oírnos como venezolanos vamos a dialogar, para ceder en la intolerancia, en el odio, en las aprensiones».

Sin flaquear ante las presiones opositoras nacionales e internacionales, con humildad pero con firmeza, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, insistió en su llamado al diálogo y a la paz, para establecer los mecanismos de coexistencia pacífica y convivencia y para aislar la violencia y la intolerancia.

«Yo vuelvo a llamar a la Conferencia Nacional de Paz, para que la oposición se incorpore al Diálogo Nacional por la Paz. Ya basta que ustedes sigan rechazándose a dialogar. Yo abro las puertas de Miraflores por enésima vez, sin condiciones sin agenda previa».

Se impone el amor ante el odio 

Diálogo Nacional por la PazLa convocatoria a la Conferencia nacional de Paz dio resultados positivos, el Ejecutivo y la oposición se sentaron a dialogar en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores: «El camino para llegar aquí fue largo y complejo, pero valió la pena hacer el esfuerzo».

En el Diálogo Nacional por la Paz estuvieron presentes los cancilleres de  Brasil, Luiz Figueiredo; de Colombia, María Ángela Holguín; de Ecuador, Ricardo Patiño, en representación de la Comisión de acompañamiento y apoyo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Además el representante del Vaticano, el nuncio Aldo Giordano.

Como resultados positivos del encuentro, se resalta las reuniones de Comisiones de Enlaces, realizadas el 15 de abril, en la Vicepresidencia Ejecutiva de la República Bolivariana de Venezuela. Además de la primera reunión de los gobernadores y alcaldes de la oposición con el Ejecutivo, realizada el 11 de abril en el Círculo Militar, Fuerte Tuina, Caracas.

Las conclusiones del segundo encuentro presentadas por el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Ramón Guillermo Aveledo, y por el vicepresidente Ejecutivo, Jorge Arreaza, son las siguientes: Se acordó el respeto pleno a la Constitución. La MUD reiteró su rechazo a la violencia, se incorporará al Plan de Paz y Convivencia, y participará en la Conferencia Económica de Paz.

Se amplia la Comisión de la Verdad para estudiar hechos de violencia de los últimos meses. Sobre el caso del Comisario Ivan Simonovis se acordó una reunión para escuchar las victimas del 11 de abril de 2002, y conformar una junta médica que evalúe el estado de salud del Comisario.  El presidente Maduró aprobó 148 proyectos especiales presentados por alcaldes y gobernadores de la oposición por un monto de un mil millones de bolívares.

Artículo del New York Time

Llamado al diálogo es su esencia

Para conocer la cronología exacta de los reiterados llamados al diálogo y a la paz  del presidente Nicolás Maduro, basta sólo con revisar todos sus pasos, discursos, entrevistas, intervenciones, comentarios, porque no se trata de una campaña o propaganda política, sino de la esencia del hombre que se convirtió en presidente por las circunstancia de la vida y que juró no defraudar nunca al venezolano y defender por sobre todo la paz de este pueblo. Una de los mas recientes fue el plasmado en el escrito publicado en el periódico New York Time, llamado Venezuela: a call of peace (Venezuela: un llamado de paz).

¡Estamos obligados a vivir en paz, por nuestro pasado, por nuestro presente y por nuestro fututo!

 

Pueblo pide Paz

 

Por: Maryuri Varela / Prensa Presidencial 

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.