Presidente

10.Mar.2015 / 08:38 pm / Haga un comentario

maduro-asamblea-ley-habilitante

“No nos arrodillaremos frente a este imperio arrogante”. Así lo dijo este martes desde el Palacio Federal Legislativo el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando acudió al parlamento a solicitar poderes habilitantes que le permitan blindar al país ante pretensiones imperiales.

El jefe de Estado sabe que no está solo en la lucha por la defensa de la soberanía y la independencia nacional.

Eran poco más de las seis de la tarde de este martes, cuando en pleno hemiciclo protocolar el presidente Maduro expresó ante el foro legislativo: “Vengo a solicitar una ley que me dé poderes suficientes para defender la paz y la soberanía, ante la amenaza del Gobierno de EE. UU.”.

Con base en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el mandatario venezolano comentó que “esta ley habilitante surgió como una necesidad de tener poderes constitucionales que me permitan moverme en el complejo escenario que se ha abierto para Venezuela”.

Lo hace un día después de que una nueva orden presidencial de Barack Obama, donde declara a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos”, se lee en el documento divulgado por las agencias de noticias.

“Venezuela jamás será amenaza para país alguno, somos un pueblo pacifista, humanista, con relaciones internacionales basadas en la convivencia, el respeto a la soberanía y a la autodeterminación”, dijo un resuelto presidente Maduro, hablando desde el dolor que produce el irrespeto a la Patria y sobre todo a la voluntad de ser libres.

Dijo el jefe del Estado que durante la jornada recibió llamadas de algunos de sus homólogos de Latinoamérica y del Caribe, quienes en primer lugar -al igual que ocurrió en Venezuela- reaccionaron con incredulidad ante el anuncio de nuevas sanciones y sobre todo la declaratoria de Venezuela como nación que amenaza a la seguridad de Estados Unidos, lo cual pasaba en segundos de la incredulidad a la indignación y el posterior rechazo.

Satisface además al mandatario tener noticias de la solidaridad que movimientos sociales, no sólo latinoamericanos sino además del propio Estados Unidos, han expresado ante lo que no duda en llamar “una aberración histórica de Estados Unidos”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.