Presidente

25.Sep.2014 / 06:47 pm / Haga un comentario

FOTO: Marcelo García

FOTO: Marcelo García

Una jornada intensa y revolucionaria cumplió el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, en su visita de cuatro días a la ciudad de Nueva York, para expresar la posición de la nación venezolana ante el mundo sobre acontecimientos de interés mundial.

El discurso ofrecido por el mandatario nacional en la sede de Naciones Unidas en el 69 período de sesiones fue el más aplaudido porque en sus palabras transmitió la verdad de Venezuela y la realidad que se está viviendo en el nuevo mundo multipolar, dejando claro que el pueblo venezolano y su Gobierno continuarán por el camino de la Revolución Bolivariana cumpliendo el legado del Comandante Hugo Chávez.

El cese del ataque a Palestina y su reconocimiento como Estado soberano, la condena al bloqueo económico contra la hermana República de Cuba, la necesidad imperiosa de reformar la ONU para poder darle respuesta  a los pueblos, la lucha contra el Ébola para la cual Venezuela donó una suma importante destinada a la investigación de la cura de esta enfermedad, la condena al guerrerismo imperialista, y la toma de acciones inmediatas sobre el cambio climático fueron algunos de los tópicos tratados por el jefe de Estado y de Gobierno.

A su salida del Organismo multilateral recibió felicitaciones por representantes de distintas delegaciones quienes le manifestaron que el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, está sembrado en el corazón de los pueblos y que él, su hijo, sigue llevando en alto la voz de Latinoamérica y levantando las banderas de la unidad y la solidaridad.

La Gran Manzana también fue el escenario para que el jefe de Estado y de Gobierno emitiera sus palabras en la Cumbre sobre Cambio Climático, instalada el 23 de septiembre. Rechazó lo que esconde la promoción de la llamada “economía verde”, porque no sólo “atenta contra el derecho al desarrollo de nuestros países, sino que quieren disfrazar las mismas fórmulas capitalistas, tomando las banderas de los movimientos ecologistas y ambientalistas”.

Enfáticamenfe dijo que esta batalla se gana si la conciencia pública se moviliza por esta gran causa.

Seguidamente, en el gran edificio del emblemático mármol verde y las banderas de los 193 Estados Miembros de la ONU, el presidente Maduro sostuvo reuniones bilaterales con sus pares de Irán, Hasán Rouhaní; de Colombia, Juan Manuel Santos y de la República Domicana, Danilo Medina.

Al término de este importante encuentro donde convergieron 120 participantes, el Presidente se dirigió al Condado del Bronx para compartir con movimientos sociales, intelectuales, activistas, entre otros grupos, quienes con gran fervor le manifestaron que la Revolución Bolivariana no está sola, tiene amigos en todos los rincones del mundo.

El dignatario venezolano, apartó tiempo en su apretada agenda, para compartir con la comunidad del Bronx porque considera que “estos encuentros permiten reconocernos en las luchas sociales”.

Amor con amor se paga, decía el líder eterno Hugo Chávez, y así se evidenció la noche del 23 de septiembre en el acto multitudinario titulado “Encuentro con el Presidente Nicolás Maduro, Presidente del Pueblo” que albergó a más de 800 personas, realizado en el Hostos Community College.

El recibimiento de los habitantes del Bronx hacia el presidente Maduro se resume en estas palabras: “lo que vimos en el Bronx fue una explosión de amor”. Corta, significativa y sentida frase que le pertenece al ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Rafael Ramírez, quien además dijo que el evento del Bronx es una evidencia de que Chávez sigue en el corazón de los pueblos y de que confían y apoyan al presidente Maduro.

La concurrencia para brindarle apoyo a la Revolución Bolivariana, al pueblo venezolano y a su Gobierno -en distintos escenarios de la ciudad neoyorkina- se sintetiza en esta manifestación de amor hecha palabra: “Maduro sigue siendo la representación viva de Chávez y la esperanza de Latinoamérica”. Así lo dijo el portorriqueño Rocio Dolores Castillo, al acercarse a la sede de la Misión Permanente de Venezuela ante la ONU la noche del 24 de septiembre.

En este nuevo día, en las calles de Nueva York se comenta el impacto del discurso del presidente Maduro en la ONU y la huella imborrable que dejó Hugo Chávez.

Continuando con su agenda el presidente Maduro sostuvo una reunión con el Congreso Mundial Judío de Nueva York, en la cual conversaron sobre las relaciones de Venezuela con la comunidad judía.

En el encuentro fraterno el mandatario nacional también felicitó a esta Comunidad por la celebración del nuevo año espiritual 5 mil 775.

Nicolás Maduro continúa el camino labrado por el líder eterno, acompañado siempre del pueblo de  Venezuela y de los pueblos del mundo. ¡Que viva Bolívar, que viva Chávez, que viva Maduro, que viva la Patria Grande!, decían los transeúntes al saber que el Presidente retorna a Venezuela luego de cumplir con una exitosa visita a Estados Unidos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.