Presidente

22.Abr.2014 / 02:01 pm / Haga un comentario

Rueda de prensa en Miraflores

Rueda de prensa en Miraflores

Al asumir la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro heredó la responsabilidad que le dejó el Comandante Hugo Chávez de seguir transitando la senda de la Revolución y llevar al pueblo a nuevas victorias en la lucha por la verdad y el fortalecimiemto del ideal bolivariano. El camino no sería favorable, desde el inicio se notaba una lucha feroz por parte de sectores de oposición. En Venezuela ningún otro presidente había sido tan injuriado, vilipendiado y atacado, como lo fue Hugo Chávez. El líder de la Revolución enfrentó todo tipo de ataques, desde los más viles y cobardes, hasta los más sofisticados, que buscaron confundir y dividir las fuerzas revolucionarias. Esto lo supo enfrentar y siempre salió victorioso.

Es así como Maduro tendría que afrontar una nueva etapa, en la que los enemigos del país creyeron ver una oportunidad, pensaron que «Maduro no es Chávez» y trajeron de nuevo la agenda del golpe, del sabotaje, de la guarimba, del engaño, el montaje de mentiras. El Gobierno Bolivariano y las fuerzas morales de la Revolución, tendrían que seguir lidiando con la canalla, con la ambición capitalista, con la oligarquía trasnochada, que incurrió otra vez en los mismos errores: despreciar y desconocer la conciencia del pueblo venezolano.

ADELA Michu, de Televisa, escucha al presidente Maduro

ADELA Michu, de Televisa, escucha al presidente Maduro

Chávez instruyó al venezolano, enseñó los valores de Patria, de soberanía, de solidaridad, de amor por el país. Fue un predicador de la verdad, maestro de la palabra, fustigador de la falsedad. No aró en el mar en aquello de crear ansiedad en la gente por su verdadero destino, el valor de un pasado glorioso y las posibilidades infinitas de un futuro mejor.Aquí la fortaleza para dar pelea en el teatro comunicacional. Venezuela tiene con qué enfrentar la falsimedia. Esta ventaja la supo aprovechar el presidente Maduro y a un año de su mandato, junto al pueblo, derrotó a la guarimba, hizo que un sector de la oposición se sentara a dialogar y diera la cara al país. Todo esto en un ambiente favorable, donde se cohesionan las fuerzas del chavismo, se mantienen los programas sociales para beneficio de las mayorías y se enfrenta con propuestas y planes de acción los problemas que más aquejan en la opinión pública, entre ellos la inseguridad, la especulación y el desabastecimiento.

Nuevamente los medios son protagonistas. En radio, televisión y prensa, se debate, se opina, se ataca, pero también se aclaran hechos, se dicen verdades, se informa y se educa. El presidente Maduro sigue el ejemplo de Chávez y no da cuartel en esta lucha. Desde los primeros días de Gobierno recorre el país en el marco del Gobierno de Eficiencia en la Calle, aquí aparece «Diálogo Bolivariano», un espacio donde el pueblo expone sus problemas, presenta propuestas e interactúa con el presidente y sus ministros.

Conversa con el presidente del Diario Últimas Noticias, David de Lima, y su director Eleazar Díaz Rangel

Conversa con el presidente del Diario Últimas Noticias, David de Lima, y su director Eleazar Díaz Rangel

«La agresión comunicacional contra Venezuela es brutal», dijo el presidente Maduro en su programa radial En Contacto con Maduro, al indicar que confía «profundamente en la verdad de nuestro pueblo, que no solo vencerá sino que le daremos una lección moral histórica a toda la burguesía mediática».

Medios y redes

El jefe de Estado mantiene presencia en medios a través del Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, con televisoras, emisoras, periódicos al servicio del pueblo, espacios para difundir la verdad e informar al pueblo. Como ente rector de la política informativa está el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación, en una primera etapa a cargo del periodista Ernesto Villegas y desde agosto del 2013 bajo la jefatura de Delcy Rodríguez, quien ha dado un nuevo impulso a esta cartera a través de la creación de cinco viceministerios, entre ellos uno destinado a atender el novedoso tema de las redes sociales, nuevo escenario donde se dirime la lucha comunicacional.

Fue a través de las redes sociales donde se hizo el llamado a la guarimba y a la desestabilización, fue aquí donde se mostraron montajes y fotos de hechos ocurridos en otros países y en otros tiempos, como si fueran actos de represión cometidos en Venezuela.

Con Seuman Milsnes, del diario británico The Guardian

Con Seuman Milsnes, del diario británico The Guardian

El presidente Maduro abrió su cuenta en Twitter (@NicolasMaduro), el 17 de marzo de 2013, hasta ahora tiene más de un millón 94 mil seguidores; también cuenta con una página en FaceBook y otra en Youtube.

El mandatario además mantiene un contacto permanente con periodistas venezolanos e internacionales, frecuentemente convoca a ruedas de prensa para informar sobre la gestión de gobierno, también acepta la solicitud a entrevistas que le solicitan medios informativos de Venezuela y el mundo. En esto no distingue la posición que tengan, por ejemplo ofreció una entrevista a la televisora mexicana Televisa, cuya línea es totalmente contraria a la Revolución Bolivariana, pero también ha dado la oportunidad a otros periodistas de corte más moderado en sus críticas.

Hacia una nueva televisión

En la presentación de su Mensaje Anual de la Nación, el pasado 15 de enero, el presidente Nicolás Maduro llamó a la construcción de un nuevo modelo cultural para la televisión. La ministra Delcy Rodríguez explicó que se trata una televisión que «excluya todo lo que tiene que ver con la violencia, el odio, el culto a la muerte, el culto a la negación a la vida. Es un llamado a construir una nueva televisión acorde con los patrones del amor, de la convivencia, de la paz, dirigida por la formación de nuestros niños y niñas».

Delcy Rodríguez, ministra para la Comunicación e Información

Delcy Rodríguez, ministra para la Comunicación e Información

Al inaugurar el nuevo canal de los militares venezolanos TV-FANB, acto realizado el 28 de diciembre de 2013, ya el presidente Maduro había invitado a producir una televisión que impulse los valores del pueblo venezolano: «Sencillamente no nos resignemos a que solo sea la burguesía la que desarrolle este espacio tan importante para la humanidad como es la televisión y al final terminen imponiendo sus antivalores de violencia, de pornografía, de ridiculismo a veces, mensajes que banalizan lo profundo que pueden ser los sentimientos del ser humano en el amor, en la vida familiar, en la vida en pareja».

«Nosotros vamos a construir una nueva cultura televisiva desde Venezuela, para Venezuela y la compartiremos con nuestros hermanos del mundo, una cultura televisiva para la vida, para el trabajo, para la productividad, para la paz, para el amor verdadero, para lo bueno del ser humano».

En Contacto con Maduro

En Contacto con Maduro

Fueron las palabras del presidente en este acto, donde activó esta tele emisora, «la primera de un sistema de televisoras que vamos a crear para mostrar la potencia de lo que es la Fuerza Armada de Bolívar».

Ya cumplió un año al aire TV Conciencia, del Ministerio de Ciencia y Tecnología, sus contenidos atienden a un sector de vital importancia para el país. Al igual que el canal ZUM TV, en periodo de prueba desde el pasado 25 de febrero, y con programación de primer nivel que muy pronto estará disponibles en las cableras que operan en el país.

«Pronto será inaugurada la televisora de la clase obrera», dijo el presidente Maduro al dar el inicio de las operaciones de ZUM TV y a la vez anunció la instalación de 400 estudios de grabación con el fin de democratizar la radio en Venezuela.

Artillería del pensamiento

No hay espacio que no sea abordado, radio, televisión, Internet, prensa, es la «artillería del pensamiento», como dijo Bolívar, al servicio de los intereses de la Patria. El presidente Maduro logró presencia en los medios, bien sea por la campaña en contra del país o por el espacio dado por los corresponsales que atienden los hechos en Venezuela.

Mostrando al país pruebas de la violencia guarimbera en la entrevista que ofreció a Venevisión

Mostrando al país pruebas de la violencia guarimbera en la entrevista que ofreció a Venevisión

El Presidente increpa a los periodistas y exige una cobertura de responsabilidad para con el pueblo venezolano, «ninguna agencia de prensa extranjera dio cobertura a la quema de un preescolar en Caracas», dijo sobre un conato de violencia en la capital en la que estuvieron en peligro la vida de 81 niños, víctimas de la irracionalidad opositora.

Esta crítica fue extensiva al modo como se presentó la guarimba al mundo y el paralelismo que quisieron hacer de ella con los hechos de Ucrania. Las agencias y grandes televisoras enviaron a Caracas a reporteros adversos a la Revolución Bolivariana, en sus envíos ni siquiera disimularon sus simpatías hacia los guarimberos y siempre buscaron en el gobierno las causantes de toda la violencia provocada.

Esta batalla fue enfrentada por el Presidente Maduro, que hasta un artículo publicó en el New York Times, ahí señaló: «Gran parte de la cobertura en los medios de comunicación internacionales ha distorsionado la realidad de mi país». En dicha publicación hizo una invitación al Congreso estadounidense y al presidente Barack Obama al diálogo, al entendimiento y a la paz.

En los medios no se ha esquivado el debate, se ha dado frente a una situación comunicacional en la que hasta ahora el pueblo y el Gobierno Bolivariano, han salido con la frente en alto y con la fortaleza que deriva el tener a la verdad como principal aliado.

Por: Alejandro Montiel

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.