Presidente

VENEZUELA-HOUSING-POVERTY-EVICTION-TOWER OF DAVIDEn 1994, tras la crisis financiera, en el centro de Caracas quedó abandonada la torre Confinanzas, inmueble que, sometido la desidia y la indolencia, de a poco se fue convirtiendo en la casa de más de mil familias —alrededor de cuatro mil personas— que entretejieron vivencias, algunas de ellas dramáticas, al tener que cohabitar con el alto riesgo, propio de la improvisación habitacional.

Este 27 de mayo, tras diez meses de arduo trabajo comandado por Ernesto Villegas, ex jefe del Distrito Capital, la acción de un Gobierno profundamente humanista culminó con éxito la reubicación digna de estas familias en urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), y para constatar el estado del lugar —que ahora, por instrucción del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, se convertirá en el Centro de Derechos Urbanos Socialistas de Caracas César Rengifo— el jefe de Estado acudió este 29 de mayo a inspeccionar el lugar.

“Sólo la Revolución puede lograr la reubicación con dignidad humana de los más de cuatro mil quinientos compatriotas”, dijo el Presidente venezolano, quien no dudó en preguntarse: “¿Qué hubiesen hecho en España, por ejemplo? ¡Les hubiesen llevado a la Guardia Civil!”.

Para el mandatario, la torre Confinanzas, conocida como “Torre de David”, hoy es el símbolo de lo que no debe ser, y se convertirá en el símbolo de lo que sí debe ser.

“No debe ser la indolencia, la burocracia, el abandono… el abandono general que comenzó con el saqueo a Confinanzas y al Banco Metropolitano (…), luego pasaron los años y vino toda esta ocupación progresiva de más de 4 mil 500 personas y se fue estableciendo por indolencia, burocratismo de las comunidades, del Gobierno. Fogade fue encargado —tenemos que ser autocríticos— y no le dio uso adecuado, en correspondencia con los grandes planes a futuro que tenía el comandante Chávez”, dijo el Presidente.

Su dolor lo llevó a lamentar que “muchas veces al comandante Chávez lo dejaron solo, y el comandante Chávez casi llevaba toda una Patria en su espalda, abriéndole campo a un mundo (…), habrá que investigar lo que aquí sucedió, esto tiene que tener un responsable”, dijo enfático.

Ahora, la torre será recuperada para dar paso a lo que sí debe ser, un gran centro de paz, de cultura, educación; el Centro de Derechos Urbanos Socialistas de Caracas César Rengifo.

En ese sentido, el presidente Maduro no solo inspeccionó el inmueble sino también instaló la comisión que dirigirá el ministro de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, y la arquitecta Paola Possani fungirá como secretaria ejecutiva. Esta comisión, de carácter presidencial, la conformarán también el jefe del Distrito Capital, Juan Carlos Dugarte; el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, y los ministros de Educación, Héctor Rodríguez; de Deporte y Juventud, Pedro Infante; de Interior, Justicia y Paz, Gustavo González López; de Transporte Terrestre y Obras Públicas, Haiman El Troudi; de Cultura, Reinaldo Iturriza, y Ernesto Villegas, quien aspira a ocupar una curul en la Asamblea Nacional y fue quien coordinó la primera fase de atención de esta torre.

El jefe del Estado aspira que en el inmueble —integrado por tres torres— debe proyectarse que una de esas edificaciones sea utilizada para el funcionamiento del Movimiento por la Paz y la Vida, “y aquí funcionarán estructuras nuevas de los nuevos equipos que estoy constituyendo para la seguridad pública y la protección de los ciudadanos; y será un gran centro de comunicaciones de acción para la gran Caracas, que sirva de modelo del Proyecto de Seguridad Patria Segura”.

Una segunda torre será destinada a instituciones dedicadas a las artes escénicas, a las artes audiovisuales, musicales y la literatura. La comisión deberá evaluar la posibilidad de diseñar estudios para la filmación cinematográfica. “Yo convoco a los movimientos culturales, vengan para acá”.

La tercera torre será para fomentar la educación, una tarea que deben evaluar los despachos de Educación y Educación Universitaria. “Tenemos que convertir este punto en un centro de arte, de vida, de cultura, de seguridad, de paz para Caracas”.

No duda el presidente Maduro en señalar que el proyecto es grande, pero como un revolucionario jamás debe permitir que se minimalice la Revolución, hay que maximixar la Revolución, y para ello hay que asumir a la Revolución como un proceso de cambio y de construcción.

Por eso pidió el apoyo de empresas venezolanas y extranjeras para iniciar el proyecto de renovación de este inmueble. “Debemos crear algo maravilloso, que nos llene de orgullo”. Al mismo tiempo aclaró que en el lugar no deben estar excluidas actividades económicas y comerciales, dado sobre todo a que habrá espacios para la cultura.

El mandatario venezolano también propuso que este lugar acoja a la nueva sede de Telesur, multiestatal que este 2015 arriba a sus primeros diez años.Marynés Ladera

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.