Noticias

14.Abr.2014 / 09:32 am / Haga un comentario

Desde que despuntó la Revolución Bolivariana en el sur del continente americano, Venezuela se convirtió en referencia en todo el mundo, a propósito de cómo se debía gobernar para las mayorías. De la mano del visionario eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, surgieron mecanismos integradores como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Petrocaribe y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Todas estas instancias orientadas a la unión y la cooperación, en función de las necesidades y exigencias de los pueblos.   El esfuerzo y la participación del Comandante Supremo, para la adhesión de Venezuela a organismos como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, la Unasur, el Mercosur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) ‒organismo este último que se formó en Caracas en 2012‒, fue primordial. El norte de Hugo Chávez fue siempre el mismo: La integración.   Este valioso legado es hoy la referencia para identificar el rol de Venezuela en el mundo y sus fórmulas integracionistas, basadas en la generación de nuevos espacios para la unión de los pueblos, tal y como lo definió el presidente Nicolás Maduro Moros al presentar su Memoria y Cuenta, el 15 de enero de 2013 en la Asamblea Nacional.   Ese día, el hijo de Chávez señaló que ya era un hecho «la consolidación del despliegue de la exitosa y justa política internacional de la Revolución Bolivariana. Y con la realización de las cumbres de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, Petrocaribe y la Unasur, avanzamos en la definición de nuevos espacios económicos y sociales de unión verdadera de nuestra región».   Ejemplificó que durante 2013 el ALBA, Unasur y Petrocaribe, lograron avanzar en la definición de nuevos espacios económicos y sociales, para continuar el fortalecimiento de la unión de la región.   Un país y su presidente   Es poco después de iniciar su mandato, en mayo de 2013, cuando el Presidente Obrero emprende una importante gira, la del Mercosur. Esta lo llevó a Uruguay, Argentina y Brasil.   El periplo sirvió para ratificar –dicho por el mismo Mandatario‒ ese amor que ha señalado un camino muy claro: La unión y la nueva independencia de Suramérica, la movilización de nuestros pueblos para construir patrias dignas, justas, democráticas. Venimos con esa carga fundamental.   Se fortalecieron en esta ocasión las relaciones bilaterales con las tres naciones, sus presidentas, presidentes y pueblos, en las áreas de alimentación, energía, hidrocarburos, entre otros temas, todos en el marco del Mercosur.  Incluso, en la estancia en Uruguay, el jefe de Estado venezolano y el mandatario uruguayo, José «Pepe» Mujica, firmaron nueve acuerdos para fortalecer las economías de ambos países.  Venezuela trasciende   Pero los logros de Venezuela trascendieron el continente americano y es que, a mediados de 2013, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), otorgó al país un reconocimiento por pertenecer al grupo de 15 países que han realizado grandes progresos por disminuir la subnutrición, que se redujo de 13,5 %, en el período 1990-1992, a menos de un 5%, durante el lapso 2010-2012.  Entre las medidas que se implementan en América Latina y el Caribe, para atacar el hambre, exaltó la focalización de Venezuela para ejecutar planes que permiten que los grupos más vulnerables accedan a los alimentos.  En una gira que lo llevó por Italia, Francia y Portugal, en junio de 2013, el jefe de Estado participó en la plenaria de la trigésima octava reunión de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con una  contundente intervención.   Allí solicitó oficialmente, ante la instancia internacional, establecer un sistema de monitoreo de la oferta y del consumo de alimentos en Venezuela, y en algunos programas claves de Petrocaribe y del ALBA, así como un sistema de distribución que permita el abastecimiento permanente. Luego de recibir el reconociendo por la labor del Gobierno Bolivariano para la erradicación de la pobreza, el jefe de Estado venezolano enfatizó que en nombre de Chávez y el pueblo, Venezuela recibió este reconocimiento.  Dijo que Chávez «fue un hombre que hizo posible el combate contra el hambre en Venezuela, y con su corazón de amor y solidaridad llevó a la Venezuela Patria a los niveles de desarrollo social que ha venido alcanzando. Ese hombre es Hugo Chávez».  En lo que respecta a Portugal, se firmaron cartas de intención y memorandos de entendimiento para la señalización vial de la Gran Caracas, el mejoramiento de la infraestructura portuaria y la construcción de una nueva autopista Caracas-La Guaira. También se sellaron actas de compromiso para la compra de 4.000 toneladas de pernil, la construcción de una fábrica de tejas, la instalación de una planta de agregados, la edificación de 12.000 viviendas y la creación de una empresa mixta agrícola.  Con Francia se suscribieron acuerdos marcos, que serán desarrollados posteriormente, para la compra de aviones para Conviasa, la adquisición de helicópteros para la aviación militar y la instalación de una escuela de la Corporación Automotriz Renault.  2014 con impulso   En este año 2014 se ratifica la presencia de Venezuela en el mundo y la importancia de sus aportes para todas las naciones. Los días 28 y 29 de enero se realizó en la Habana, República de Cuba, la II Cumbre de la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Venezuela dijo presente en la cita convocada bajo el lema de la lucha contra el hambre, la pobreza y las desigualdades.   Este encuentro fue calificado por el Mandatario de histórica. «Hoy 28-E se inicia la Cumbre Histórica de la Celac en La Habana, vamos consolidando el camino de los libertadores. ¡Bolívar vive por siempre!», con estas palabras, Maduro daba relevancia al magno evento.   En La Habana se ratificó que en el contexto de la diversidad de la Celac se ha logrado una nueva forma de discusión política, que es la premisa de la República Bolivariana de Venezuela desde todas sus trincheras.   Los logros de la cita tuvieron que ver con la oportunidad de ratificar la unidad dentro de la diversidad de la región; el debate de temas importantes como establecer una zona de paz y libre de armas nucleares.   Quizá otro de los pasos emblemáticos de la reunión en La Habana fue que el presidente de la República suscribió la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, en el marco de la II Cumbre de la Celac.   Esta proclama, que fue presentada a los presidentes en el primer día de deliberaciones, destaca que Latinoamérica y el Caribe se establecen como una zona de paz, y responderá a los principios y normas del derecho Internacional, y se compromete a la solución pacífica de controversias con el fin de desterrar para siempre el uso de la fuerza en la región.  Esta jornada cedió un espacio para la reunión que sostuviera el presidente Maduro con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, quien ya había manifestado su interés en escuchar los puntos de vista de los líderes de América Latina y el Caribe que participarán en la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), sobre desarrollo sostenible, paz, prosperidad e igualdad.  Es así como la presencia de Venezuela en el mundo ha sabido responder al gran sueño del Comandante Supremo. Sigue siendo Venezuela punto de referencia para naciones hermanas, que han visto en nuestro país un modelo para seguir consolidando la unión y la igualdad de los pueblos.

Desde que despuntó la Revolución Bolivariana en el sur del continente americano, Venezuela se convirtió en referencia en todo el mundo, a propósito de cómo se debía gobernar para las mayorías. De la mano del visionario eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, surgieron mecanismos integradores como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Petrocaribe y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Todas estas instancias orientadas a la unión y la cooperación, en función de las necesidades y exigencias de los pueblos.

El esfuerzo y la participación del Comandante Supremo, para la adhesión de Venezuela a organismos como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, la Unasur, el Mercosur y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) ‒organismo este último que se formó en Caracas en 2012‒, fue primordial. El norte de Hugo Chávez fue siempre el mismo: La integración.

Este valioso legado es hoy la referencia para identificar el rol de Venezuela en el mundo y sus fórmulas integracionistas, basadas en la generación de nuevos espacios para la unión de los pueblos, tal y como lo definió el presidente Nicolás Maduro Moros al presentar su Memoria y Cuenta, el 15 de enero de 2013 en la Asamblea Nacional.

Ese día, el hijo de Chávez señaló que ya era un hecho «la consolidación del despliegue de la exitosa y justa política internacional de la Revolución Bolivariana. Y con la realización de las cumbres de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, Petrocaribe y la Unasur, avanzamos en la definición de nuevos espacios económicos y sociales de unión verdadera de nuestra región».

Ejemplificó que durante 2013 el ALBA, Unasur y Petrocaribe, lograron avanzar en la definición de nuevos espacios económicos y sociales, para continuar el fortalecimiento de la unión de la región.

Un país y su presidente

Es poco después de iniciar su mandato, en mayo de 2013, cuando el Presidente Obrero emprende una importante gira, la del Mercosur. Esta lo llevó a Uruguay, Argentina y Brasil.

El periplo sirvió para ratificar –dicho por el mismo Mandatario‒ ese amor que ha señalado un camino muy claro: La unión y la nueva independencia de Suramérica, la movilización de nuestros pueblos para construir patrias dignas, justas, democráticas. Venimos con esa carga fundamental.

Se fortalecieron en esta ocasión las relaciones bilaterales con las tres naciones, sus presidentas, presidentes y pueblos, en las áreas de alimentación, energía, hidrocarburos, entre otros temas, todos en el marco del Mercosur.

Incluso, en la estancia en Uruguay, el jefe de Estado venezolano y el mandatario uruguayo, José «Pepe» Mujica, firmaron nueve acuerdos para fortalecer las economías de ambos países.

Venezuela trasciende

Pero los logros de Venezuela trascendieron el continente americano y es que, a mediados de 2013, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), otorgó al país un reconocimiento por pertenecer al grupo de 15 países que han realizado grandes progresos por disminuir la subnutrición, que se redujo de 13,5 %, en el período 1990-1992, a menos de un 5%, durante el lapso 2010-2012.

Entre las medidas que se implementan en América Latina y el Caribe, para atacar el hambre, exaltó la focalización de Venezuela para ejecutar planes que permiten que los grupos más vulnerables accedan a los alimentos.

En una gira que lo llevó por Italia, Francia y Portugal, en junio de 2013, el jefe de Estado participó en la plenaria de la trigésima octava reunión de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con una  contundente intervención.

Allí solicitó oficialmente, ante la instancia internacional, establecer un sistema de monitoreo de la oferta y del consumo de alimentos en Venezuela, y en algunos programas claves de Petrocaribe y del ALBA, así como un sistema de distribución que permita el abastecimiento permanente.

Luego de recibir el reconociendo por la labor del Gobierno Bolivariano para la erradicación de la pobreza, el jefe de Estado venezolano enfatizó que en nombre de Chávez y el pueblo, Venezuela recibió este reconocimiento.

Dijo que Chávez «fue un hombre que hizo posible el combate contra el hambre en Venezuela, y con su corazón de amor y solidaridad llevó a la Venezuela Patria a los niveles de desarrollo social que ha venido alcanzando. Ese hombre es Hugo Chávez».

En lo que respecta a Portugal, se firmaron cartas de intención y memorandos de entendimiento para la señalización vial de la Gran Caracas, el mejoramiento de la infraestructura portuaria y la construcción de una nueva autopista Caracas-La Guaira.

También se sellaron actas de compromiso para la compra de 4.000 toneladas de pernil, la construcción de una fábrica de tejas, la instalación de una planta de agregados, la edificación de 12.000 viviendas y la creación de una empresa mixta agrícola.

Con Francia se suscribieron acuerdos marcos, que serán desarrollados posteriormente, para la compra de aviones para Conviasa, la adquisición de helicópteros para la aviación militar y la instalación de una escuela de la Corporación Automotriz Renault.

2014 con impulso

En este año 2014 se ratifica la presencia de Venezuela en el mundo y la importancia de sus aportes para todas las naciones. Los días 28 y 29 de enero se realizó en la Habana, República de Cuba, la II Cumbre de la Comunidad de los Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Venezuela dijo presente en la cita convocada bajo el lema de la lucha contra el hambre, la pobreza y las desigualdades.

Este encuentro fue calificado por el Mandatario de histórica. «Hoy 28-E se inicia la Cumbre Histórica de la Celac en La Habana, vamos consolidando el camino de los libertadores. ¡Bolívar vive por siempre!», con estas palabras, Maduro daba relevancia al magno evento.

En La Habana se ratificó que en el contexto de la diversidad de la Celac se ha logrado una nueva forma de discusión política, que es la premisa de la República Bolivariana de Venezuela desde todas sus trincheras.

Los logros de la cita tuvieron que ver con la oportunidad de ratificar la unidad dentro de la diversidad de la región; el debate de temas importantes como establecer una zona de paz y libre de armas nucleares.

Quizá otro de los pasos emblemáticos de la reunión en La Habana fue que el presidente de la República suscribió la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, en el marco de la II Cumbre de la Celac.

Esta proclama, que fue presentada a los presidentes en el primer día de deliberaciones, destaca que Latinoamérica y el Caribe se establecen como una zona de paz, y responderá a los principios y normas del derecho Internacional, y se compromete a la solución pacífica de controversias con el fin de desterrar para siempre el uso de la fuerza en la región.

Esta jornada cedió un espacio para la reunión que sostuviera el presidente Maduro con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, quien ya había manifestado su interés en escuchar los puntos de vista de los líderes de América Latina y el Caribe que participarán en la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), sobre desarrollo sostenible, paz, prosperidad e igualdad.

Es así como la presencia de Venezuela en el mundo ha sabido responder al gran sueño del Comandante Supremo. Sigue siendo Venezuela punto de referencia para naciones hermanas, que han visto en nuestro país un modelo para seguir consolidando la unión y la igualdad de los pueblos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.