Noticias

20.Oct.2013 / 11:30 am / Haga un comentario

alba

Durante el sabotaje de finales del año 2002 y principios del 2003, Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la principal empresa del país, dejó al descubierto su vulnerabilidad tecnológica, ya que la mayoría de sistemas operativos, con los cuales se manejaba y pagaba millones de dólares en licencias, fueron fabricados y eran manejados desde Estados Unidos. Y desde allí, con sólo una llamada o un código, pudieron apagar servidores y tumbar servicios en un proceso que en la industria petrolera venezolana es casi totalmente automatizado.

“Es como desenchufar una computadora laptop y pierdas todo. Así quedó Pdvsa: ciego”, compara Gensy Guillén, desarrollador de software en la Unidad Productiva Socialista (UPS) Supervisión y Control de la empresa Guardián del Alba, de Pdvsa Industrial, en Mérida. Imagine que usted compra una puerta de seguridad muy costosa y quienes se la vendieron entren a robar a su casa.

En vista de esa inseguridad tecnológica, el comandante Hugo Chávez instruyó crear un equipo integrado por Automatización, Informática y Telecomunicaciones (AIT) de Pdvsa Industrial, y la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), de Cuba, con el fin de sustituir los softwares privativos Y en enero del año 2010 se dio el siguiente paso: se creó la empresa mixta Guardián del Alba, que funciona en oriente (Quiriquire, en Anzoátegui), la Faja Petrolífera del Orinoco (San Tomé), el centro (Los Teques), occidente (Ciudad Ojeda y Maracaibo, en Zulia), y en Lagunillas (Mérida).

Allí, en la zona xerófila del estado andino, a unos 40 minutos de la capital, funciona la sede principal de la empresa desde el 21 de mayo del 2012, donde 141 profesionales, personal administrativo y obrero hacen realidad el anhelo de garantizar soberanía tecnológica, en principio a Pdvsa, y una vez lograda, difundir estos sistemas a los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Casi todas las instituciones de educación universitaria en Mérida, públicas o privadas, forman en ingeniería de sistema, informática y telecomunicaciones, y por esta razón se le considera un estado con potencial tecnológico. Para muestra un botón: casi 70% del personal de Guardián del Alba en Lagunillas, Mérida, egresó de la Universidad de Los Andes, el Instituto Santiago Mariño y la Universidad Politécnica Territorial Kléber Ramírez.

alba2

Tomada de: Correo del Orinoco

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.