Noticias

018_MA_4891_W

Quito, Ecuador.-  La Carta de Jamaica, fue la hoja de ruta que inspiró a Hugo Chávez, Luiz Inácio Lula Da Silva y Néstor Kirchner a crear un modelo de integración basado en la complementariedad, en la justicia y en la igualdad, primero, en Cusco, Perú, se selló que esta alianza de naciones se llamara Comunidad Suramericana de Naciones, tres años después, el concepto tomaba forma y se decide que el proyecto de Patria Grande se llamaría Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), hoy su moderna sede abre sus puertas en la Mitad del Mundo, en las afueras de Quito.

Como la vida se trata de creer en utopías posibles, en un día como este 5 de diciembre de 2014, cuando se inaugura el edificio sede de la Secretaría permanente de Unasur, resulta mezquino no recordar cómo y gracias a quiénes llegamos aquí, por eso el presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, dijo: “Con la nueva sede se concretan los anhelos y sueños de los libertadores como Bolívar, San Martín, el ‘Che’ Guevara, Salvador Allende, Hugo Chávez, Néstor Kirchner, entre otros, quienes aspiraron por una “América mestiza, libre y unida”.

En esa misma idea, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, acotó: Hoy estamos abrazados al espíritu de (Hugo) Chávez y (Néstor) Kirchner, y a las ideas de Luiz Inácio Lula da Silva, ellos nos dejaron la tarea de reescribir y cambiar la historia de América del Sur, afianzando las democracias, combatiendo la pobreza y garantizando la unión.

Para el presidente Correa, “Quito, que ahora es capital del sur, ratificará que América vive un cambio de época, en donde se derrumba el poder de las élites por el poder popular”.

Fue enfático en resaltar que ahora corresponde a los jefes de Estado honrar el heroísmo y consolidar la integración. “Estamos urgidos de unidad e integración, nuestro norte debe ser el sur”, agregó.

Y además les pidió estar alertas, “no hay tiempo por perder, porque en la demora está el peligro, sobre todo cuando hay fuerzas intraregionales con estrategia de poder que no quieren la integración”, dijo.

Por ello, planteó el tema de la arquitectura financiera regional como un punto de especial interés en la agenda de trabajo de Unasur, de allí que mencionara la necesidad de afianzar el proyecto de Banco de Sur, el Fondo de Reservas del  Sur y la Comisión de Arbitraje Internacional Suramericana.

Estas palabras las ofreció el presidente Correa al dejar inaugurado formalmente a la Casa Grande de América del  Sur.

Unasur de Carne y Hueso

Ernesto Samper, Secretario General de Unasur, también tomó la palabra y luego de agradecer a Ecuador haberle regalado a América del Sur, una moderna sede, recordó que los delegados de los doce países miembros tienen la premisa de trabajar bajo la defensa de la democracia, los derechos humanos y la justicia social, así como la paz, como valores esenciales para alcanzar el desarrollo y la unión dentro de la diversidad

Queremos una Unasur de carne y hueso, próxima y cercana a los ciudadanos de la Patria grande, y en esa tarea nos ayudarán los habitantes de San José de Pichincha, parroquia del Distrito Metropolitano de Quito, en la mitad del mundo, expuso Samper.

Además añadió que desde Unasur se trabajará por afianzar la identidad suramericanista tanto como el desarrollo de las grandes ideas que consoliden la unión.

Por: Marynés Ladera 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.