Noticias

2.Jul.2013 / 06:55 am / Haga un comentario

gaceta-oficial-

Todos los días, en el país, miles de personas compran la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela (GO).

Sin embargo, el único lugar donde se puede adquirir legalmente es en Caracas, en su sede de la esquina de Urapal, en la planta baja del edificio Di Mase.

Pero eso está por cambiar en el corto plazo, aclaró el director general del Servicio Autónomo Imprenta Nacional y Gaceta Oficial, Wuilian Mundaraín, quien anunció dos medidas: la primera es ofrecer diariamente la GO en formato digital y gratis. “La Gaceta tendrá su propia página web, y con sólo hacer un clic, cualquier persona, a cualquier hora y en cualquier parte del país, podrá leerla, bajarla e imprimirla”, anticipó Marcos Santiago, director de la GO.

“La podremos publicar pocos minutos después de que el Consejo de Ministros nos la entregue”, prometió Mundaraín.

“La página ya está lista y ya se le han hecho pruebas. Nada más falta afinar algunos detalles técnicos para lanzarla”, acotó Santiago, quien reveló la segunda medida: distribuir la Gaceta Oficial impresa en todo el país mediante un convenio con gobernaciones y alcaldías, “de modo que si alguien la necesita en papel, también pueda comprarla”.

Debe ser certificada

Hay trámites para los que se exige la Gaceta Oficial debidamente certificada, algo que sólo puede hacer el director general del Servicio Autónomo Imprenta Nacional y Gaceta Oficial. Quienes más demandan este servicio son las ciudadanas y los ciudadanos que han obtenido la nacionalidad venezolana.

“Una persona nacionalizada necesita presentar la Gaceta en la que se registra su nacionalización para varios efectos, para graduarse o para casarse, por ejemplo”, explicó Santiago. Y señaló que, debido a ello, las extranjeras y los extranjeros suelen ser víctimas fáciles de quienes se lucran con el documento: “Aquí han llegado personas que han pagado mucho por una Gaceta, y en muchos casos lo que han comprado es una fotocopia que no les sirve”.

Al tocar ese punto, el servidor público aclaró que la oficina de Urapal no conserva ejemplares para la venta de todas y cada una de las casi 41 mil GO que se han emitido desde 1872. Pero cuando alguien solicita una que no está disponible, se le remite a la Biblioteca Nacional (BN), donde puede adquirirla “por lo que cueste la fotocopia”. La BN certifica la autenticidad de la copia con un sello específico para ello, que las trabajadoras y los trabajadores de la GO conocen muy bien. “De todas maneras, tenemos también nuestros mecanismos para revisar el material copiado y verificar que sea fiel al original”, acotó Santiago.

Todos los días, de lunes a viernes, el director general Wuilian Mundaraín, como se lo manda la ley, firma entre 360 y 365 Gacetas; su rúbrica es indispensable para certificarlas. “¿Y si no está en la oficina?” Santiago reaccionó como si nunca hubiera considerado esa posibilidad, y respondió: “Es muy raro que tenga que ausentarse, si no está en la oficina está en los talleres, siempre se le puede ubicar”.

La pregunta le dio ocasión para explicar que la compra y certificación de la GO se realiza “en 2 o 3 minutos, porque habilitamos una segunda caja fiscal y eso ha agilizado mucho el proceso. Y el director las firma en seguida. Si te fijas, hace tiempo que ya no se forman colas en la acera, como ocurría la mayor parte del tiempo”.

Negocio especulativo

Ante la observación de que puede resultar engorroso para alguien llegar al centro a comprar la Gaceta y tener que trasladarse a la BN a comprar una copia, Santiago respondió con una anécdota: “Mira, yo atendí a una señora que había pagado 700 bolívares por una copia de una Gaceta de hace años. Creo que en realidad pagó más, pero le daba pena decirlo. Le expliqué que era muchísimo más barato pagar un por puesto que la deja en la puerta de la Biblioteca, pagar la copia allá y devolverse”.

Mundaraín también ha visto casos así: “El pasaje cuesta 4 o 5 bolívares, y la copia, no sé, 3 o 4, más otros 4 para regresar, no suman ni 15 bolívares. Y aquí pueden pagar 27, 30 –dependiendo del caso– más la certificación, que son 13 bolívares. Por donde lo veas, la gente pierde comprando copias en la calle, porque aunque alguien pueda conseguir un original, no se lo venden por menos de 100 bolívares”.

Santiago reveló que la venta de la GO va mucho más allá de ser un “rebusque” de personas que quieren procurarse un ingreso extra. “Hay quienes hacen grandes negocios con la Gaceta Oficial, aprovechándose del desconocimiento de muchos extranjeros. Sabemos que un ejemplar lo pueden vender hasta en 3 mil bolívares”. No da más detalles, pues sobre el asunto hay una investigación en marcha.

Cuidado con las imitaciones

Los responsables de la GO están conscientes de que por años ha sido un hecho normal comprarla en la calle, “pero no el original, lo que venden son copias, y a veces de mala calidad”, insistió Santiago.

Además, enfatizó, “nadie está autorizado para comercializarla, por lo tanto esa venta es ilegal, y la gente tiene que tener conciencia de eso”.

Sin embargo, admitió que a la mayoría de la gente no le queda más remedio, debido a que hay un sólo punto en todo el país donde se puede comprar.

“Por eso es tan importante ponerla a la disposición de todas y todos”, subrayó. Santiago explicó que es usual encontrar sitios de internet en los que, a cambio de una suscripción paga, se ofrece la GO. Aclaró vehementemente que esa venta “también es ilegal”, aún cuando pueda tener visos de legalidad.

“Pero lo más grave es que la persona que descarga esa ‘gaceta’ no tiene ninguna seguridad de que está recibiendo un documento fidedigno. La gente se confía, pero puede ser que reciba un documento mutilado, con omisiones o un montaje en el que se incluya información falsa”, advirtió el funcionario.

Mundaraín acotó que el facsímil digitalizado de la GO que se ofrecerá en internet tendrá códigos de seguridad y control para garantizar su legitimidad.

Tomado de: YVKE Mundial

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.