Noticias

26.Ago.2013 / 10:49 am / Haga un comentario

GD-Wilmer-Barrientos

“Estamos inspeccionado con mano dura todas las instituciones del Estado venezolano”, aseguró el ministro del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, Wilmer Barrientos.

Indicó que en las inspecciones han encontrado cosas positivas, pero también elementos que deben ser transformados para garantizar la eficiencia. La falta de planificación en algunos organismos es una de las fallas detectadas en los procesos de inspección.

“Una de las cosas que más debemos mejorar es la calidad para gerenciar. El Estado debe hacer un esfuerzo para mejorar los niveles de capacitación gerencial”, dijo Barrientos, en entrevista exclusiva con el equipo del Correo del Orinoco.

Barrientos informó que la dirección de inspecciones ha ejecutado más de 1.700 visitas. Se han supervisado, en todos los estados, las áreas de alimentación, salud, comercio, industria, educación. “Hemos hecho una panorámica de estas áreas y hemos hecho recomendaciones. Nuestra intención no es señalar nada más, sino ayudar a corregir”, resaltó.

La institución también evalúa las jornadas del gobierno de eficiencia en la calle. “Bajo mi óptica, todo ha sido efectivo”.

Comentó que en las empresas básicas de Guayana también han realizado inspecciones, y que en Alcasa se alcanzó el incremento de la productividad de las operaciones de las celdas. En Venalum se elevó la producción de aluminio a 131.613 toneladas por año.

Carbonorca articuló con Alcasa y Venalum la compra de materia prima, realizó dotación de uniformes y activó el plan de mantenimiento preventivo, “que no lo tenía”, explicó.

UNA BATALLA NECESARIA

La batalla contra la corrupción que ha emprendido con fuerza el presidente de la República, Nicolás Maduro, es necesaria “porque la corrupción está carcomiendo las bases morales del país, las bases espirituales, las bases éticas”, señaló. “Es una batalla dura y por eso él ha pedido apoyo a todo el pueblo de Venezuela”, sentenció.

Barrientos aseguró que si alguien se mete en esa batalla y no tiene el apoyo de todo un conglomerado puede fracasar, “pero si tiene el apoyo de todos los hombres y mujeres con conciencia, que saben que hemos sido impregnados de antivalores que nos llevan al aumento de la criminalidad, al aumento de la delincuencia y al deterioro de la vida social, sí podrá combatirla”.

El servidor público aseveró que la corrupción está presente desde hace mucho tiempo en Venezuela: “Si viajamos hasta Bolívar podemos recordar un decreto que elaboró donde prometía la muerte a aquellos que desfalcaran el erario público. Es decir, que la corrupción es un mal que arrastramos desde hace mucho tiempo”.

Reflexionó: “¿Pero, qué ha pasado? Aquí dicen que en la Cuarta República no había corrupción. Claro que sí había corrupción; lo que pasa es que se tapaba porque era una corrupción de cuello blanco. Esa corrupción que se originó durante los 40 años de falsa democracia descendió hacia las bases”.

Recordó lemas de los gobiernos de la Cuarta República: “Con tal partido roban y dejan robar”, “no me des, ponme donde hay”.

Señaló que con esos antivalores se fue corrompiendo a la población venezolana. “Si ponen a alguien en un cargo medio, roba. Si ponen a alguien de bedel también roba porque se lleva los coletos, no cumple con el trabajo. Si nosotros no le ponemos un freno a eso no será posible construir una patria socialista”, sostuvo.

“Los hombre y mujeres que viven en la corrupción viven es soñando con el Dios del dinero; se vuelven más materialistas, y poco humanos, humanistas”, agregó.

Dijo que el capitalismo trae la corrupción como una de sus plagas; crea la sensación de una sociedad en florecimiento, va enriqueciendo a unos pocos y una mayoría se va empobreciendo. Y esa gran mayoría que mira a los pocos que están “muy bien” se pregunta “cómo esa minoría llegó allí y yo no llego. Allí comienzan a aumentar la criminalidad y la delincuencia”, expresó.

Tomada de: Correo del Orinoco

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.