Noticias

29.Jul.2013 / 07:51 am / Haga un comentario

Ministerio Publico Fiscal General02

En 100 días de Gobierno, la gestión del presidente Nicolás Maduro arroja evidentes golpes a la corrupción, en cumplimiento del legado del comandante Hugo Chávez, quien pidió combatir esta práctica con puño de hierro y maximizar la eficiencia de las instituciones en favor de los intereses del pueblo venezolano.

Tras asumir la Presidencia en abril pasado, Maduro impulsó a través de las jornadas de Gobierno de Eficiencia en la Calle una revisión de irregularidades, en conjunto con las comunidades e inspecciones gubernamentales, que ha desembocado en detenciones de funcionarios inescuprulosos en organismos, como el Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y Ferrominera del Orinoco, una de las empresas básicas del estado Bolívar.

La derecha no está exenta. A dichos casos se les suma investigaciones como la del diputado de la oposición a la Asamblea Nacional por el estado Aragua, Richard Mardo, acusado de recibir miles de millones de bolívares ilegalmente.

Como advertencia de que la ineficiencia e ineficacia casi siempre, van de la mano con la corrupción, en noviembre de 2012, Chávez sentenció: “Eficiencia política y calidad revolucionaria o la noche”, y anunció la formación de 100 equipos cívico-militares dirigidos por Maduro (entonces vicepresidente de la República) para inspeccionar y garantizar el correcto funcionamiento de las innumerables obras ejecutadas por el Estado en todo el país.

A mediados de julio pasado, de acuerdo con cifras del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno, ya se habían realizado 1.443 inspecciones a diversos organismos y empresas de propiedad social, en un trabajo conjunto del Ejecutivo con fiscales del Ministerio Público, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Contraloría General de la República.

“Estamos obligados a tomar medidas radicales y siempre en positivo. Debemos buscar soluciones no sólo en las fábricas sino en hospitales, escuelas y otras obras en construcción”, dijo desde el Palacio de Miraflores el líder de la Revolución Bolivariana, proceso que surgió en 1999 al calor de la reacción popular contra la corrupción propiciada en la Cuarta República por Acción Democrática (AD) y Copei.

Esa directriz ha sido una constante en el discurso y acciones de Maduro en diferentes estados del país donde ha compartido con las comunidades organizadas en diversas modalidades del Poder Popular, como los consejos comunales. “Vine aquí a cambiarlo todo, a hacer una revolución dentro de la Revolución para cumplir el sueño del comandante Hugo Chávez, cambiar lo que está mal hecho, lo que se está haciendo mal, rectificar los errores del burocratismo y de la indolencia de algunos funcionarios”, exclamó en un encuentro del Gobierno de Calle en el estado Anzoátegui el 23 de mayo.

“Solo luchando contra el burocratismo podremos lograr una revolución eficiente que atienda los problemas del pueblo. O lo hacemos hoy, y lo hacemos nosotros, o la corrupción se va a tragar la patria”, enfatizó el mandatario obrero el 24 de junio, y es que a 14 años de gestión bolivariana son innumerables los programas socio económicos y grandes obras de infraestructura, que conforman una política de Estado que da prioridad a la inclusión social y el desarrollo soberano de la nación, en contracorriente del viejo modelo neoliberal que apuesta por reducir el papel del Gobierno en el bienestar público.

Lucha anticorrupción

En junio fue desmantelada una banda que se dedicaba a extorsionar a propietarios de establecimientos comerciales en el Distrito Capital, argumentando que trabajaban en el Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis).

En ese operativo, realizado la madrugada de un domingo en el sector San Andrés de El Valle, fue detenido Trino Martínez, quien se desempeñaba como director nacional de Inspección y Fiscalización de la institución.

El presidente del Indepabis, Eduardo Samán, exhortó al pueblo a denunciar hechos de corrupción o intentos de extorsión a través del contacto 0800-RECLAMA (0800-7325262).

“Tenemos que perseguir la corrupción donde esté, no podemos ser tolerantes con la corrupción, sería matar la revolución de Chávez”, sentenció Maduro, días más tarde al informar sobre también la detención de un grupo de extorsionadores que operaba en el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y la captura de Raddwan Sabbagh, expresidente de Ferrominera, empresa básica de Guayana, por haber incurrido también en actos ilícitos. “Los tenemos tras las rejas”, afirmó el jefe de Estado.

Un mes después, el presidente obrero indicó que como parte del dispositivo anticorrupción se ejecutó la captura de cinco funcionarios, militantes activos del partido de derecha Primero Justicia, vinculados al desfalco de 84 millones de dólares del Fondo Chino-Venezolano, administrados a través del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes).

El Fondo Conjunto Chino-Venezolano fue constituido en 2007, y ya suma dos tramos de financiamiento: el primero, por parte del banco asiático, fue de 4.000 millones de dólares, y el segundo, por Venezuela, alcanzó los 2.000 millones de dólares, explicó el presidente del Bandes, Temir Porras.

Por otra parte, también 13 personas fueron arrestadas, en Caracas, por cobrarle al pueblo venezolano para acceder como beneficiarios a las misiones sociales de la revolución.

Sobre este caso, el ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, mencionó que estas personas, que están puestas a la orden del Ministerio Público, tenían conformada una organización fraudulenta, denominada “Fundación Ángeles de la Revolución”.

Durante un homenaje al dirigente socialista Jorge Rodríguez (padre), el 25 de julio pasado, Maduro pidió a su Gobierno desarrollar “una cruzada por la humildad, por la transparencia, por la honestidad, y en la lucha contra la corrupción en todas las formas que exista, caiga quien caiga”.

En ese sentido, insistió que esa es la mejor manera de rendir honor a las luchas revolucionarias y al comandante Chávez, quien en diciembre de 2009, expresaba: “El que quiera hacer dinero no puede estar ni siquiera en la retaguardia, no, (debe estar) fuera, lejos, yo no se dónde. Fuera, lejos o en las filas enemigas”.

Tomado de: AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.