Noticias

8.Dic.2013 / 01:00 pm / Haga un comentario

ObsElectInterncPara las elecciones municipales de este 8 de diciembre en Venezuela, el Consejo Nacional Electoral (CNE) acreditó a unos 3.400 observadores nacionales y 50 acompañantes internacionales, cuyo propósito es “presenciar de manera imparcial e independiente la transparencia de los procesos electorales“, tal como indica el reglamento en la materia, vigente desde mayo de 2010.

Son cinco grupos nacionales de observación, cada uno de ellos con poco más de 500 integrantes, precisó este sábado la rectora Sandra Oblitas, y añadió que entre los internacionales está una misión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), compuesta por 18 integrantes; de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), con 20 representantes; y autoridades electorales de América Latina y el Caribe, África y Europa.

Normativa

El artículo 33 de la Ley Orgánica del Poder Electoral da al CNE la competencia exclusiva para decidir la acreditación en materia de observación nacional electoral y acompañamiento internacional electoral.

El ente comicial aprueba las solicitudes de los organismos nacionales o internacionales que pretendan ejercer esta función, que debe incluir un proyecto, la designación de un vocero, la manifestación por escrito de entender y aceptar las disposiciones legales y la mención de la organización que financia o patrocina la actividad.

La observación nacional sólo puede ser realizada por organizaciones civiles domiciliadas en Venezuela. También pueden ser acreditados ciudadanos destacados por su conocimiento, trayectoria o reconocida labor en materia electoral.

Para ser observador nacional es necesario ser venezolano, mayor de 18 años de edad, estar inscrito en el Registro Electoral (RE) y no estar inhabilitado políticamente.

No podrán ser acreditados quienes sean representantes o estén inscritos en organizaciones con fines políticos, grupos de electores o agrupaciones o comunidades indígenas postulantes. Tampoco aquellos candidatos a cargos de elección popular ni funcionarios del Poder Electoral o que estén cumpliendo el servicio electoral.

Mientras, los acompañantes internacionales son instituciones o autoridades electorales de otros Estados, organizaciones u organismos internacionales.

Los observadores y acompañantes deberán portar en todo momento la credencial expedida por el CNE en un lugar visible, durante el desempeño de sus actividades.

No tienen carácter de funcionarios electorales y no pueden intervenir o actuar en funciones electorales. Están obligados a mantener una conducta imparcial, transparente y de no injerencia, y no podrán realizar proselitismo político o manifestarse a favor o en contra de alguno de los candidatos u organizaciones con fines políticos o grupos de electores participantes en las elecciones.

Tampoco podrán difundir resultados preliminares, parciales o totales de cualquier naturaleza. No podrán hacer declaraciones que puedan ser denigrantes, ofensivas, difamatorias o injuriosas en contra de funcionarios públicos, órganos del Poder Electoral o de cualquier institución del Estado, así como tampoco contra candidatos, organizaciones con fines políticos o grupos de electores participantes.

Actividades

Tanto observadores como acompañantes podrán comunicarse con los candidatos, organizaciones con fines políticos, grupos de electores y organizaciones o comunidades indígenas postulantes, y realizar entrevistas, reuniones o visitas a oficinas de la autoridad electoral, previa aprobación del CNE.

También podrán presenciar, desde el punto de vista técnico, el diseño y ejecución de las operaciones electorales, y cualquier otra actividad necesaria para el desempeño de su actividad, autorizada en forma expresa por el ente comicial.

Del mismo modo, no podrán declarar ni opinar sobre los asuntos internos del país hasta que haya culminado el proceso electoral y se hayan proclamado los vencedores.

No podrán de inducir, persuadir u orientar al electorado ni hacer pronunciamientos públicos; ni obstruir, impedir u obstaculizar en cualquier forma el normal desenvolvimiento del proceso electoral, en cualquiera de sus etapas; ni difundir o dar a conocer, por cualquier vía o medio, resultados preliminares, parciales o totales de la elección.

Tampoco podrán hacer comentarios personales acerca de sus observaciones o conclusiones a los medios de comunicación o a terceros, antes de que el vocero del grupo haga su declaración formal.

De igual manera, deberán mantener bajo estricta confidencialidad o reserva el contenido de los intercambios de opinión o sugerencias que formulen a la autoridad electoral.

El CNE podrá revocar la credencial de observación nacional o de acompañamiento internacional, cuando estime que se han infringido las normativas al respecto.

Tanto la observación nacional como el acompañamiento internacional concluirán con la presentación ante el CNE de un informe escrito y confidencial, que contendrá el análisis, conclusiones y sugerencias de la actividad realizada. Será presentado por el vocero designado, una vez que concluya el proceso electoral y el organismo haya proclamado a los vencedores.

Este documento no tendrá efectos jurídicos sobre el proceso electoral ni carácter vinculante para la autoridad electoral, que determinará la oportunidad y condiciones en que se hará público el contenido de los informes.

Tomada de: AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.