Noticias

16.Ago.2016 / 12:10 pm / Haga un comentario

Más de 10 mil 400 intervenciones quirúrgicas a menores de edad con cardiopatías congénitas o problemas de corazón se han realizado desde que abrió sus puertas en el año 2006 el Hospital Cardiológico Infantil Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa, un lugar de esperanza para quienes sufrían limitaciones en su calidad de vida por padecer alguna afección.

NOT1

Este centro de referencia mundial, ubicado en Montalbán, fue inaugurado por el Comandante Eterno Hugo Chávez con la finalidad de garantizar bienestar social, sobre todo a los más pobres que no cuentan con recursos económicos para trasladar a sus hijos a otros países a fin de recibir una intervención quirúrgica a corazón abierto.

La directora de la institución, Isabel Iturria, manifestó que de las más de 10 mil intervenciones, 5 mil han sido cirugías cardíacas, más de 4 mil de cateterismo o procedimiento variado de hemodinamia y 700 de procedimiento electrofisiología y marcapaso.

LA SALUD COMO PRIORIDAD

Iturria manifestó que pese a que el año 2016 se ha desarrollado con muchas dificultades producto de los bajos precios del petróleo y la guerra económica, más de 270 pacientes han sido intervenidos durante el primer semestre del año.

Expresó que actualmente el Cardiológico Infantil posee la capacidad de hacer 500 cirugías al año.

“Tenemos un equipo de hemodinamia dañado que ha limitado la posibilidad de hacer cateterismo cardíaco, pero estamos en la espera de un repuesto proveniente del exterior, en lo que llegue podremos hacer unos 500 cateterismos al año, para así tratar a unos mil pacientes al año”, comentó.

Iturria señaló que permanentemente existe un peligro en la mercantilización de la salud: “El peor peligro que tenemos es que la salud se convierta en un negocio y que deje de ser un derecho como estamos obligados a hacerlo por Constitución”.

Desde sus inicios el centro brinda apoyo internacional para desarrollar actividades de formación a altos niveles de complejidad, en los cuales 23 estudiantes de postgrado de distintos países como El Salvador, Nicaragua, Honduras y Argentina, entre otros, se han preparado.

UN SUEÑO HECHO REALIDAD

“Hoy domingo, 20 de agosto (2006), día histórico para Venezuela toda. Hemos estado viendo los avance maravillosos de lo que es una realidad ya: el Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa (…) Es un salto humano, científico, tecnológico, integral, para asegurarle la atención y la vida a los niños y niñas de Venezuela y de los pueblos hermanos de Nuestra América”, expresó el Comandante Chávez al materializar este sueño.

Tras una visita al Hospital de Niños J. M. de los Ríos, Chávez decidió crear un centro especializado en afecciones del corazón y mejorar así la precaria atención que el sistema de salud pública de la Cuarta prestaba en esta especialidad.

El hospital incluye un nivel para cirugías, área de consulta, un nivel de hospitalización y áreas de cuidados intensivos. También posee residencias para garantizar hospedaje a los padres de los niños que no están residenciados en Caracas.

Su nombre se debe al médico cirujano que fuera primer ministro de Salud del Gobierno Bolivariano.

FESTEJAN LA SALUD

> El aniversario servirá para realizar un congreso médico, que en esta oportunidad está dedicado a un acrónimo del Ingred los pacientes GUCH que poseen cardiopatía congénita que va creciendo

> Se hará la actualización del primer libro del Cardiológico que refiere las pautas de manejo de cirugía cardiovascular pediátrica de Venezuela y el protocolo de atención de niños con cardiopatías congénitas que se aplican en todo el país

>Los pacientes disfrutan del plan vacacional con actividades lúdicas

>Mañana se reconocerán a los trabajadores de este centro de salud, además se celebrará un encuentro con niños operados

> El viernes se efectuará una jornada deportiva con caminata y carreras, juegos de básquet, fútbol, entre otros.

Con información de Ciudad CCS.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.