Noticias

12.Ene.2014 / 10:56 am / Haga un comentario

Embajador-de-Haití-Lesly-David

Las cabezas en papel maché del comandante Hugo Chávez y del presidente haitiano, Michel Martelly, reciben a quienes visiten la sede de la Embajada de Haití en Caracas. El embajador Lesly David las muestra con orgullo: fueron hechas por un artesano de su ciudad, Jacmel, e inmortalizan a ambos líderes en gestos característicos.

La mayor parte del pueblo venezolano adoró y adora a Chávez, pero si el amor pudiera ponerse en una balanza para medir su peso a ciencia cierta, es probable que el de David por el Comandante supere al de quienes en Venezuela aman al líder de la Revolución Bolivariana.

En todo caso, el del diplomático es un amor que se basa en hechos muy concretos. Uno de ellos es que el día del terremoto en Haití, del cual se cumplen hoy (domingo) cuatro años, Chávez se comunicó directamente con él, lo puso en autos de la gravedad de la situación y lo trasladó a la nación antillana con ayuda concreta, no con palabras ni lamentos. Esas son cosas que no se olvidan. El diplomático también enumera, en conversación con el Correo del Orinoco, todo lo que ha avanzado la reconstrucción de Haití gracias al apoyo de la Revolución Bolivariana.

RECUPERACIÓN

David recuerda que, luego del evento, se realizaron diversas conferencias mundiales en apoyo a Haití. “Habían prometido muchas cosas. Sinceramente, desde aquellos tiempos hasta hoy el Gobierno ha hecho mucho con poco”, asevera. El embajador enumera algunos de los daños para ejemplificar la magnitud de la catástrofe: El palacio se cayó; también los ministerios, los hospitales, las universidades, las escuelas. Puerto Príncipe quedó devastada, al igual que otras ciudades como Leogane y Jacmel.

Para hacer frente al desastre que el terremoto dejó a su paso “nos habían prometido alrededor de 11 mil millones de dólares”, de los 14 mil millones que Haití solicitó. “De esos 11 mil millones llegaron 4 mil millones, pero a las ONG, no al Gobierno haitiano”, precisa.

David critica la actuación de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), y asegura que algunas viven de la tragedia humana. “Las ONG “se han multiplicado después del terremoto”, porque “saben que vienen fondos”. Cita a algunos críticos de estas organizaciones, según los cuales “de cada cinco dólares que mandaron a Haití, cuatro se quedaron en el extranjero”. Lo que hacen las ONG “no se ve”, pero sí son visibles los vehículos en los que se trasladan algunos de sus integrantes: “Son carros que cuestan 90 mil dólares, y ¿vienes a ayudar a un país que tiene problemas sociales?”, se pregunta.

Martelly dijo “no más ONG, si van a ayudar que ayuden directamente al Gobierno” o que los países “hagan las cosas ellos mismos y entregar llave en mano”. Aclara que el Ejecutivo de su país no quiere manejar dinero, pero sí ver los resultados concretos.

Lo que hace el Gobierno en el país es posible gracias a Petrocaribe, enfatiza David. “Gracias a esa ayuda es que estamos reconstruyendo las escuelas, los ministerios, las casas”, enumera. Con Petrocaribe “Venezuela nos vende el petróleo a un precio preferencial”, mas luego del terremoto, “el presidente Chávez perdonó la deuda de Haití”, y con esos fondos se ha hecho mucho. “Podemos decir que un 75% de lo que se está haciendo en Haití ahora es con la ayuda de Venezuela”, sostiene.

“Con Venezuela todo se hace a través del Gobierno; es por eso que ha funcionado, que ha dado algunos resultados”, señala. El presidente Nicolás Maduro recientemente pudo ver las obras que se han sembrado gracias a los recursos venezolanos. “Él sabía cómo estaba el país antes” porque fue canciller del comandante Chávez y tiene cómo comparar con lo logrado ahora. “No hay nadie que conozca más los asuntos entre Haití y Venezuela que el presidente Maduro. Al presidente Maduro nadie va a contarle nada nuevo”.

Los recursos sumados por la patria de Bolívar han permitido edificar viviendas, carreteras, puentes y Centros de Diagnóstico Integral para la salud. El esfuerzo se ha hecho en el ámbito social, agradeció. “Nosotros venimos de un atraso muy grande en la parte social, con una gran desigualdad. El presidente Martelly está tratando con su esfuerzo, que no es nada fácil, equilibrar las cosas. No es nada fácil, porque hay muchas fuerzas en el país a las que no les gusta lo que está haciendo” el Mandatario.

Tomada de: Correo del Orinoco

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.