Noticias

29.May.2013 / 05:44 pm / Haga un comentario

bombillo

Unos 1.200 millones de personas, cantidad que equivale a la población de India, no tienen acceso a la electricidad en todo el mundo, lo que implica que el ritmo de expansión del servicio eléctrico debe duplicarse en el planeta para poder alcanzar la meta de 100% de acceso planteada por la Organización de Naciones Unidas (ONU), un componente clave para terminar con la pobreza extrema.

El dato forma parte de un informe elaborado por el Banco Mundial (BM), compilado por expertos de quince organismos, el primero destinado al seguimiento de los avances para alcanzar los tres objetivos de la iniciativa Energía Sostenible para Todos, planteado en 2011 por la ONU: lograr el acceso universal a la electricidad, duplicar las fuentes de energía renovable y las mejoras relativas a la eficiencia energética.

A pesar de que 1.800 millones de personas pudieron acceder a la electricidad entre 1990 y 2010, esta cifra apenas supera el crecimiento demográfico de 1.600 millones que se registró en el mismo período, detalló un comunicado del grupo.

El documento señala que, desde 1990, solo se han logrado avances “limitados” con respecto al aumento del acceso a la electricidad y a los combustibles hogareños no contaminantes. 2.800 millones de individuos utilizan leña u otro tipo de biomasa para cocinar y como calefacción para sus viviendas. Este método contamina los hogares, perjudica la salud y causa cerca de cuatro millones de muertes al año, en su mayoría, mujeres y niños.

“La demanda de electricidad sigue superando la oferta. La electricidad debe ser asequible y generarse, cada vez más, de manera sostenible y utilizarse en forma más eficiente”, dijo la vicepresidenta del Banco Mundial, Rachel Kyte, durante la presentación del informe en Viena. “Está claro que para afrontar este desafío, es decir, satisfacer las necesidades básicas de la población y hacerlo de manera sostenible, se requieren medidas de una magnitud nunca antes vista”, añadió.

Apenas 18% de la energía que se produce en el mundo es renovable, y China, si bien es el país más poblado del mundo y el mayor consumidor de energía, también es el que más ha expandido las fuentes de energía renovable y la tasa de mejora de la eficiencia energética a nivel global.

La gran mayoría de quienes no tienen acceso a la energía moderna, alrededor de 80%, vive en zonas rurales. Veinte países de Asia y África representan aproximadamente dos tercios de aquellos que no cuentan con electricidad y tres cuartas partes de las personas que para cocinar o calentar sus viviendas utilizan combustibles sólidos, es decir, madera, carbón vegetal, desechos de origen animal, residuos de cultivos y carbón mineral.

Algunos de estos Estados son: India, Nigeria, Bangladesh, Etiopía, República Democrática del Congo, Tanzania, Kenya, Sudán, Uganda, Birmania, Mozambique, Afganistán, Corea del Norte, Madagascar y Filipinas.

¿Qué hacer?

El BM insta a las veinte naciones que consumen 80% de la energía del mundo a duplicar la proporción de fuentes de energía renovables y la eficiencia energética. En esta lista se incluyen China, Estados Unidos, Rusia, India, Japón, Alemania, Brasil, Francia, Canadá, Corea del Sur, Irán, Indonesia, Reino Unido, México, Italia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Ucrania, España y Australia.

Concluye, además, que se requiere incrementar en más del doble las inversiones en energía, así como también “un conjunto integral de políticas, que incluyan incentivos fiscales, financieros y económicos”.

También se exhorta a los países, las organizaciones internacionales, el sector privado y la sociedad civil a aumentar las inversiones en energía centradas en los tres objetivos, a razón de, al menos, 600.000 millones de dólares por año hasta 2030, lo que representa más del doble de la inversión actual estimada. Esta cantidad se debe destinar a la expansión de la electricidad, a la cocción en forma moderna, a lograr la eficiencia energética y a promover energía renovable.

Tan solo para extender el acceso a la electricidad se debe incrementar cinco veces el monto actual de las inversiones en el sector, para ubicarlas en 45.000 millones de dólares al año. En contraste, el costo ambiental es bajo: llevar la electricidad a los que no la tienen aumentará las emisiones mundiales de dióxido de carbono en menos de 1%, señala el estudio.

Venezuela: Uso racional

En Venezuela, el Ejecutivo Nacional ha propuesto abrir un diálogo franco sobre el tema eléctrico, dado que en el país la demanda de energía supera la media de América Latina.

“Venezuela es uno de los países que tiene más demanda por habitantes; es el doble de la media de América Latina. Demanda más que Brasil, un país industrializado; demanda más del doble de Colombia; demanda más que China, que es la gran fábrica del mundo. Es un tema que, creo, es interesante que estudiemos”, señaló la semana pasada el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón.

Desde 1998, la demanda de energía ha crecido 70% en el territorio nacional, también impulsada por el aumento de la calidad de vida de la población. “Pasó de 10.000 megavatios a 18.000”, refirió el Ministro, mientras que la generación ronda los 20.000 megavatios.

Por ello, ha insistido en el uso racional de la energía, en el marco de un decreto de emergencia en el sistema y servicio eléctrico, ante prácticas de sabotaje impulsadas desde finales de 2012 por factores desestabilizadores y el crecimiento considerable que ha experimentado en los últimos años la demanda eléctrica.

Chacón ha dicho que si los ciudadanos no entienden que pueden tener calidad de vida mediante un uso racional de la energía, la demanda siempre superará la generación.

El Estado ha incorporado desde 1999 más de 8.000 megavatios a través de la generación termoeléctrica y se prevé que entre agosto y septiembre de este año se concreten proyectos como parte del proceso de modernización y ampliación de la red de transmisión y distribución que servirá para soportar toda la inversión que se ha hecho en generación.

“Si nosotros logramos la ejecución de ese plan y en paralelo logramos que la sociedad haga un uso racional, vamos a lograr un sistema racional robusto que atienda la necesidad de la población”, aseveró el Ministro.

Tomado de: AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.