Internacionales

PJN

El Congreso Judío Latinoamericano (CJL) aclaró hoy miércoles que mantiene una relación de “respeto y confianza mutua” con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al tiempo que agradeció “su vocación de lucha contra el antisemitismo”.

En un comunicado de prensa enviado a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el presidente del CJL, Jack Terpins, aseguró que “el organismo que encabeza mantiene una relación con el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, de respeto y confianza mutua”.

De esta manera, Terpins se distanció de “las declaraciones de prensa atribuidas” al director del Congreso Judío Latinoamericano, Claudio Epelman, quien en un cable difundido por la agencia EFE afirmó que “hay una fuerte presencia y fortalecimiento de las relaciones de diversos países de América Latina e Irán, que es un factor promotor del antisemitismo en el continente”.

“En el día de hoy, Jack Terpins nuevamente reconoció y agradeció la muy buena relación que el presidente Maduro ha mantenido con el Congreso Judío Latinoamericano, y su vocación de luchar contra el antisemitismo y  toda forma de discriminación, trabajo que se ha iniciado durante la presidencia de Hugo Chávez Frías”, subrayó el comunicado.

Desde Budapest, donde se llevó a cabo un plenario del Congreso Judío Mundial (WJC, por sus siglas en inglés), Epelman también advirtió que Venezuela es uno de los países donde se ha percibido el crecimiento del antisemitismo, algo que “no es casual”, ya que el fallecido presidente Hugo Chávez mantuvo excelentes relaciones con el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad.

Las declaraciones del director Ejecutivo del CJL provocaron una rápida reacción del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien rechazó las acusaciones.

“Empezó nuevamente la campaña de que nosotros somos antisemitas. Lamento mucho la declaración de Epelman, a quien conozco y hemos recibido en Venezuela tantas veces, diciendo que aquí hay antisemitismo, y acusando a nuestro comandante Hugo Chávez y a mí. Si quieres me acusas a mí pero deje quieto a Chávez. ¿Por que actúas así, Claudio? ¿O te tergiversaron tus declaraciones?”, dijo el mandatario venezolano antes de embarcarse con destino a Buenos Aires, donde se reunirá hoy con la presidenta argentina, Cristina Kirchner.

Maduro, quien recibió en enero pasado al presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder, durante un plenario del CJL en Caracas, instó a que “cesen con la campaña”.

“Claudio (por Epelman), te conocemos, eres nuestro amigo, no te prestes a esta campaña. ¿Por qué? Forma parte de la campaña mundial contra nosotros. La rechazamos de tajo, totalmente, porque somos un pueblo humanista. Si nos van a acusar de algo es de humanista, porque tenemos el corazón así de grande”, agregó el presidente venezolano, quien se comprometió a combatir el antisemitismo y seguir trabajando por la paz.

Maduro resaltó que “en Venezuela nunca ha habido antisemitismo” y garantizó que en su país son “bienvenidas todas las religiones”.

Incluso, el jefe de Estado también recordó que su propia familia tiene procedencia judía y que cuando llegaron a Venezuela se convirtieron al catolicismo. Además aseguró que “los antisemitas, históricamente hablando, están vinculados a la corriente del Opus Dei, que dirigen hoy a la derecha venezolana”.

Tomado de: Prensajudia.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.